Estilos que te harán desear tener uno.

Seguro que no soy la única que ya está contando los días que faltan para que llegue el buen tiempo pero, mientras tanto, habrá que sobrellevarlo lo mejor posible, eso sí, con estilo!.

La prenda estrella e imprescindible para este invierno: un abrigo oversize, preferiblemente gris. Puede que suene realmente cool aunque en el fondo no es más que un abrigo tres tallas más grandes de las que realmente se necesitan. Igualito que cuando mi madre me compraba el abrigo de turno con la previsión de que me durase tres temporadas más mientras aún seguía creciendo. La ventaja es que se puede llevar encima de las mil capas para necesarias para evitar el frío y, por si fuera poco, disimula cualquier exceso en la dieta…

Una de las tendencias de este año para esta prenda es el color gris, mayoritariamente jaspeado y, eso ya lo he dicho: oversize. Es compatible con cualquier estilo y parece que cuanto más grande te vaya, mejor, aunque creo que debería haber límites. Lo mejor de todo es que, ¡no hay reglas!. Aquí entra en juego la imaginación de cada una. Desde un look casual de jeans y zapato plano o sneakers hasta outfits más sofisticados de vestido y tacones imposibles (para esto último, mejor llevar unos zapatos planos de repuesto dentro del bolso). En definitiva, un buen abrigo gris es uno de los básicos que no pueden faltar en el armario.

Aquí os dejo un ejemplo de outfits que me inspiran y que os harán desear tener uno ya como aliado para el frío invierno.